En el 2018, AMC emitió la primera temporada de The Terror, serie producida por Ridley Scott, basada en el libro homónimo de Dan Simmons, sobre una empresa de exploración de la Armada británica en el ignoto Ártico en busca de un paso hacia el Pacífico. La serie me encantó, por la atmósfera de la marinería del siglo XIX, por la fantástica inmersión en la que sumerge al espectador en la inmensidad del desierto polar y, a la vez, la opresiva presencia de las moles de hielo que van atrapando los barcos de la expedición. La historia refleja la lucha de los hombres, que integran las tripulaciones del HMS Terror y el HMS Erebus, contra el invierno más duro conocido, la despiadada naturaleza boreal, las luchas de poder de sus oficiales y, por si todo eso no fuese suficiente, el ataque constante de una especie de gigantesco y horripilante oso polar.

¿Lo mejor de la historia? Qué la serie y el libro de Dan Simmons están basados en una aventura muy épica, pero sobre todo muy real. La cuarta expedición del explorador y oficial de la armada británica John Franklin, que partió en 1845 de Inglaterra hacia los hielos polares en busca del paso del Noreste hacia el Pacífico y que desapareció en un gran misterio. Historia tan apasionante como la serie de televisión y recogida por La Vida en los Confines de la Tierra en su capítulo ¿Qué pasó con la expedición de Franklin?

[Seguir leyendo +]