El esquí es el deporte nacional de Noruega, no en vano la primera fijación estable con la que nació el esquí moderno fue inventada por el noruego Sondre Nordheim. Oslo es la única ciudad europea en la que se puede ir a esquiar en metro. Está ciudad dispone de más de 2.500 kilómetros de pistas de esquí de fondo y 90 kilómetros de pistas iluminadas ¿A alguien le extraña que los noruegos arrasen con el medallero en los mundiales y las olimpiadas?

Y es que la oferta de nieve en Noruega es inmensa, pero lo que la distingue del resto de destinos de esquí en Europa, lo que la hacen ser un must para todo fanático de la nieve, es que solo en sus cumbres se puede disfrutar de descensos interminables, bajo la aurora boreal y en mitad de la naturaleza más prístina y salvaje del continente.

[Seguir leyendo +]