En la vertiente norte de los Pirineos, entre Francia y España, se extienden del Atlántico al Mediterráneo seis regiones que son un auténtico sueño para los amantes de los deportes de nieve y los apasionados de la naturaleza. Los Pirineos Atlánticos, Altos Pirineos, Alta Garona, Ariège, Aude, y Pirineos Orientales comprenden 39 estaciones de esquí, más de 1.000 pistas, alrededor de 46.000 hec­táreas esquiables, reservas naturales patrimonio mundial de la Unesco y cimas míticas como el Pic du Midi o el gran Tourmalet. Este año han invertido más de 30 millones de euros en renovar instalaciones y lanzar nuevas experiencias.

De todas las novedades que presentan las estaciones y los dominios de nieve del Pirineo francés esta temporada 2019-20 hay cinco ofertas que, a mí personalmente, me gustaría probar. Cinco retos para experimentar la naturaleza pirenaica invernal y disfrutar de las maravillas de sus estaciones enclavadas en valles de ensueño. Además de vivir a fondo el esquí alpino, de montaña, de travesía o fuera de pista.

‘Trail Running’ por nieve

El Snow Trail de Issarbe, la pequeña estación nórdica de los Pirineos Atlánticos, se celebra el 9 de febrero de 2020 y tiene dos recorridos. Uno de 9 kilómetros y 250 metros de desnivel, y otro de 14 kilómetros y 550 metros de desnivel. Una oportunidad única para disfrutar de un entorno mágico en un evento en el que 350 amantes del trail running se darán cita.

[Leer +]