Mick Schumacher, el hijo del gran campeón de Fórmula 1 y actual promesa del automovilismo, fue presentado durante la pasada edición de FIBO en Colonia como atleta de la marca deportiva Under Armour, que además lanzó la nueva tecnología Rush. Allí nos acercamos para conocer sus impresiones sobre su futuro en la competición y su trabajo en el gimnasio con su nueva equipación.

P.- En Bahréin condujiste un F1 por ver primera ¿Cuáles fueron tus impresiones?

R.- ¿Mis impresiones? Fue fabuloso, increíble, el coche es extremadamente sensible, los frenos responden al máximo nivel, es decir, si no has conducido un fórmula uno no puedes imaginarte lo rápido que puedes desacelerar, por ejemplo pasé de 360 Km/H  a 100/H en apenas una decena de metros. El comportamiento del coche es increíble.

P. ¿Qué le dijiste al equipo? ¿Y a tu madre Corinna?

R. Bueno fue algo muy emocional y especial. El equipo es el sueño de cualquier niño que le guste las carreras de coches, así que solo quería ser parte del equipo, ser uno de ellos. Y que me hayan permitido conducir su monovolumen es algo maravilloso que tengo que agradecer

Eduardo Salete con Mick Schumacher

P.- ¿Cuáles son tus perspectivas en F2 después de la primera carrera?

R.-  Cierto solo hemos corrido una carrera, pero la F2 es muy competitiva y algunos pilotos están ahora en su cuarta temporada así que tienen muchísima experiencia, pero creo que tenemos que estar contentos con el resultado obtenido, cometí un par de errores y aun no he explotado todo el potencial del motor, pero tengo el mayor de los respetos porque hay mucho nivel y es muy difícil competir. Tenemos una sensación muy positiva, aunque todavía nos queda mucho trabajo por hacer.

P.-En términos de coche ¿Cuales son las diferencias entre F3 y F2?

R.- Las diferencias principales son el peso, los frenos y la potencia del coche, lo que obliga a tener distintos estilos de conducción. Pero yo me siento cómodo con ambos coches.

P.- ¿Qué le has pedido a Ferrari para competir en F2 esta temporada?

R.- Trabajamos muy cerca y tenemos muy buena disposición, además hay mucho talento allí, grandes pilotos, así que estoy feliz con todo lo que me ofrecen.

P.- ¿Qué tal tu entrenamiento en la academia de Ferrari en Maranello?

R.- Eso es un pequeño secreto. Bueno empezamos con entrenamiento y vamos buscando metas a través de los entrenamientos, pero todavía tengo mucho que aprender y sacar mucho de mi potencial en el circuito.

P.- ¿Cuándo empezaste a plantear seriamente ser piloto de F1?

R.- Ese es mi sueño. Y empecé muy joven, probablemente sobre los 3 o 4 años, cuando empecé a conducir karts en el patio de mi casa. Siempre fue un sueño para mí, y ahora que estoy tan cerca es muy especial.

P.- ¿Qué pilotos son tus referencias además de tu padre?

R.- Bueno, cada piloto de F1 ha hecho méritos para estar en esa categoría, todos tienen derecho a estar ahí, el potencial, el talento…así que hay muchos pilotos de los que he aprendido, he intento elegir lo mejor de cada uno

P.- Pero ¿puedes darme un par de nombres de los pilotos que más admiras?

R.- ¡Mi papá!

P.- Ahora es embajador de la casa Under Armour, ¿Cual es su rutina de entrenamiento?

R.- Bueno hacemos un montón de cosas, entrenar en el gimnasio es parte importante pero también practico algunos deportes intentando buscar el equilibrio que mejor se adapte para mantenerme en forma como piloto. Entreno mucho el cuello, que sufre durante las carreras, también resistencia y po

 

tencia. Es diferente de otros atletas, por ejemplo un ciclista puede recorrer 200 km cada día por carretera, pero los piloto

s no podemos conducir cada día en un coche de competición, cada competidor trata de averiguar cuál es el entrenamiento que le proporcione las mejor condiciones para la carrera, y con Under Armour espero conseguirlo.

P.- ¿Vas a utilizar la tecnología R

ush en las carreras?

R.- Desde luego

P.- ¿Qué otros deportes practicas además de pilotar?

R.- Si entreno en el gimnasio, monto en bicicleta, me gustan los deportes de agua e intento averiguar qué me pueden aportar para potenciar las fortalezas que necesito.