Retozar entre una manada de lobos solo lo habíamos visto hacer en España al gran Félix Rodriguez de la Fuente, no sin cierta envidia entre los amantes de las aventuras y la naturaleza. En Narvik, al norte de Noruega cerca de círculo polar, el Polar Park brinda la oportunidad a todo aventurero de vivir la experiencia de un encuentro “muy cercano” con su manada de lobos árticos. En el Polar Park tienes la posibilidad de contratar el Pack «Artic Wolf» en el que podrás besar a un lobo del Norte de Noruega. Para estos animales, el contacto físico es esencial para la socialización y la confianza.

La actividad está controlada en todo momento por equipo especializado y los lobos están acostumbrados a la presencia humana, con cuyo contacto disfrutan mucho. Por lo que el riesgo que se corre en los encuentros casuales con fauna salvaje y libre, aquí está descartada.

Seguir leyendo en AS