85 km de descensos y 18.000 m de desnivel acumulado en los Alpes austriacos

En el corazón de los Alpes austriacos se encuentra el dominio esquiable de Arlberg, conocido como la cuna del esquí alpino. Con  88 telesquíes y remontes, 305 km de descensos señalizados, 200 km de rutas por la nieve polvo es la mayor de Austria, pero los lugareños sacan pecho por otras cifras que se han forjado en sus laderas nevadas:  83 medallas ganadas por los miembros del Ski-Club Arlberg en juegos olímpicos y campeonatos del mundo. Si Arlberg no es el corazón del esquí Europeo, poco le falta.

Pero Arlberg no solo posee nieve y cifras impresionantes, también lanza a los esquiadores amateurs europeos un reto: el Run of Fame. Un circuito de 85 Km de longitud que recorre las cinco estaciones clásicas de Arlberg y que acumula un desnivel de 18 Km.

Para un esquiador de nivel medio, recorrer el Run of Fame le llevaría toda la jornada, unas 7 – 8 horas. Eso sí, siendo el primero en el remonte y parando a comer durante no más de 30 minutos. El circuito empieza en las estaciones de St. Anton/Rendl hacia Zürs y Lech a Warth y de vuelta pasando por Stuben, St. Christoph y Schröcken.  Esquiando a través de los parajes más hermosos que pueden ser disfrutados en los Alpes con unas tablas en los pies.

El Run of Fame está dedicado a famosos esquiadores del Club de Esquí de Arlberg y de actores que han descendido por sus pendientes, de ahí su nombre “Circuito de la Fama”. Actores como Yul Brynner, Renée Zellweger o Brooke Shields.

Seguir leyendo en El País